07 enero, 2016


Un día, 
en la entrada 
de una vieja iglesia,
en Salamanca ,
encontré ha un mendigo turco
al que no le faltaba
ningún miembro.

Un mendigo turco rumano
al que no le faltaba ningún miembro
y no pedía dinero.

-Hoy es lunes
y no estas muerto
no lo busques
porque no lo vas a encontrar.
Cristo te odia.
El te conoce mejor
de lo que
desearías conocerte.
Cristo te odia
y todo tu mundo
esta huyendo
amparado
bajo una nueva
forma de gravedad.
Cristo te odia.
y a construido un laberinto
dentro de tu mente
para que no puedas
contagiarle.
Cristo te odia
y no descansara hasta que
conozcas la razón
y por mucho
que quieras huir
el siempre hallará
la manera
siempre hallará
la forma
no lo vuelvas
a intentar
Cristo te odia
y te estallaran
las cuencas orbitales
si te obstinas
en entenderlo.
Cristo te odia
porque
a pesar de todo
tiene que seguir
queriéndote
y es en su amor perfecto
donde germina
la semilla del hombre.
Cristo te odia
y desde su corazón de fuego
está buscando la clave
para poder comprenderte.