04 marzo, 2006

Veo un campo enorme casi infinito.
Este fue uno de los primeros poemas que he escrito (allá por el dos mil dos de nuestra era) y el primero que leí en la tertulia de Atril.

Veo un campo enorme casi infinito.
Veo un campo metálico y el ruido de las estrellas nos salpica a todos.
Veo una alambrada que corre a través de un cerca que serpentea
un camino que cruza un puente que pasa por encima de un río
que llega hasta un foso que hay en un bloque que tiene una tapia
sobre la que salto y llego al otro lado y no sé lo que veo y veo que
no sé lo que hay y hay lo que no sé y ni siquiera veo y no puedo
probar su existencia pero no sé si soy consciente de que en la torre
del bloque hay una luz por la que voy a pasar y me tendré que perder
pero no puedo y no pienses más que crees que estoy loco
en este amanecer lo veo todo
es una inmensidad acelerada en un trocito de luz
en un espació continuo el universo paralelo
en el cosmos en expansión
en algún planeta extraño
lo veo todo.
Y me veo a mí.

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

hola, he leído tu escrito y parece la trascripción de un sueño, destila dinamismo y cierto aire matrix, es la new prosa abstracta on line. salu2 de caballo blanco.

12:28 a. m.  
Blogger Luis Somoza said...

Saludos Sr blanco.
Este texto intenta ser un poema acelerado y frenético.
Un intento de comprender las leyes de la física moderna que se suponen rigen el universo, el espacio/tiempo. Porque creo que es a través de la metáfora y de la poesía
(de la metáfora paradójica) como mas nos podemos acercar a esta realidad intangible pero determinante. Que además, es un reflejo de nuestro tiempo.
La poesía como un instrumento científico.
El lenguaje es magia y es el futuro como nunca lo ha sido.
Hay una geometría secreta en el lenguaje poético que refleja la estructura metafórica de la conciencia(Yaiza Martínez Montesdeoca)
Lo infinitamente grande, lo infinitamente pequeño, lo infinitamente complejo
(Teilhard de Chardin)

11:48 p. m.  
Blogger Díaz San Miguel said...

Me gusta y me gusta leerlo, con su ritmo interno sin la velocidad de la luz con la que tu lees tus poemas. Y me gusta leerlo porque puedo ahondar en las partes.
Tienes que ir poniendo alguna cosilla más en tu blog eh, que queda un poco sosín con un solo texto.
¿Por qué no cuelgas el cuento del menedigo? me gustaría echarle un vistazo.
Eh! y puedes poner las fotos esas tan chulas de las gárgolas.
Hala, a seguir creciendo y a ver si nos ponemos con la novela esa a medias ¿seríamos 3? Hay que decírselo a Lorena.
Hablamos compañero.

12:40 p. m.  
Blogger Lorena Escudero said...

¡Qué chulo!
Me ha gustado mucho, pero no puedo evitar escucharlo con tu voz mientras lo leo, jeje.
Lo del cuento (o novela) por partes cuando queráis.
Nos vemos mañana.

1:57 p. m.  
Blogger roxana said...

hola!me gusta mucho este poema, es muy visual e inquietante.¿Ya estás por Madrid? ¿Que tal todo?A ver si pones algo más en el Blog que te leamos.Saludos.Roxana

12:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home